Microsoft quiere que uno de los pilares básicos de Windows 8, especialmente en el caso de las aplicaciones para Metro, sea la confianza de los usuarios. Según explican, quieren que los usuarios simplemente se preocupen de elegir la aplicación que necesitan y que den por hecho que funcionará tal y como esperany no causará problemas en su sistema.

Fuente: http://www.ticbeat.com/tecnologias/microsoft-quiere-usuarios-confien-aplicaciones/

Para lograr este objetivo, la compañía de Redmond va a tomar varias medidas. Así, por ejemplo, revisarán todas las aplicaciones que reciban para asegurarse de que cumplan los requisitos técnicos, además de sus políticas, como ya hacen compañías como Apple.

En este sentido, Microsoft también se encarga de garantizar que manipular una app (instalar, actualizar o eliminar la misma) no afecte de forma negativa al resto, según han explicado en su blog.

Después, la ‘revisión’ pasará a ser hecha por la comunidad, que será la encargada de puntuar y publicar sus opiniones respecto a la aplicación, que podrán ser consultadas por otros usuarios. De este modo, se consigue las mejores aplicaciones destaquen, lo que, a su vez, hace que sean más descargadas y se repita este ciclo.

Pero además de las opiniones y puntuaciones, las páginas de cada aplicación mostrarán los permisos que obtendrá la app una vez instalada. Por otro lado, si se instala algún programa y más adelante se sospecha de su actividad, contenido o comportamiento, podrá ser denunciado directamente desde esta página.

Microsoft Windows 8 desarrollo

Esto hará que Microsoft pueda tener contacto directo con los usuarios para ayudarles a resolver cualquier problema que tengan, algo que en la compañía consideran muy importante para aumentar la confianza.

No obstante, aunque el usuario no haga ninguna denuncia, la tienda almacenará algunos datos sobre el uso de las aplicaciones, como los fallos que sufre una aplicación o las veces que esto ocurre. Con esta información, la compañía puede encontrar indicios de que el comportamiento de una app es sospechoso o no responde a las expectativas del consumidor.

Imagen: Microsoft.