La policía de Estambul utiliza cañones de agua y gases lacrimógenos para dispersar manifestantes que protestan por la nueva ley de Internet. Crédito: Emrah Gurel/IPS. Turquía está pendiente de la…
50