Hacemos manifiesta la voluntad común de reunirnos y definimos el carácter de ésta unión en términos de los principios que a continuación se expresan.

Declaración de Principios:
Nos, grupo auto-denominado “Comunidad TIC“, expresamos colectivamente en unión de carácter fraternal, filosófico y filantrópico, que tiene como fundamento el convencimiento en el irrefutable carácter positivista de la sinergia colectiva y como objetivo el perfeccionamiento personal, ético, moral, técnico y profesional de sus miembros y, a través de ellos, de la sociedad.

No permite la discusión sobre opciones religiosas ni sobre política partidista y no se manifiesta institucionalmente sobre ninguno de estos aspectos. Se manifiesta libre de ‘apriorismos’ metafísicos, como así también de dogmas religiosos y favoritismos empresariales.

Entendemos y Manifestamos por Fraternidad:

La relación entre los comunes se fundamenta en un sentido de igualdad y respeto. Las jerarquías que puedan establecerse responden a una de las siguientes circunstancias:

Jerarquía administrativa: Tiene una base democrática y temporal, y responde a las necesidades organizativas. Está sujeta a una periodicidad participativa auto-motivada y exige de los administradores una vocación hacia la tarea, como así también responsabilidades para con la misma.

Jerarquía social: Basada en el sistema progresivo de grados. Cada grado implica una mayor profundización en el camino de perfección y confiere al sujeto una autoridad moral en materia particular exclusivamente, el suceder de los grados se alienta por el reconocimiento de las afirmaciones del miembro como así también el tino de sus comentarios valorado por sus comunes.

Concebimos también como fraternal la relación del común con los no comunes, de modo que propugna el reconocimiento de la igualdad de dignidad, oportunidades y derechos fundamentales entre todos los seres humanos.

Objetivo:
La meta es el perfeccionamiento de cada común y a través de él, alentar el desarrollo de su entorno social circundante. Consideramos que, además de los valores humanistas, es preciso atender a la componente trascendente. Se trata de una denominación inclusiva que respeta cualquier opción religiosa o filosófica. Concibiendo como camino natural del ciclo humano el rumbo a la luz de la libertad de conciencia. El resultado es una comunidad de librepensadores basada en el respeto por la libertad ajena. Consecuencia práctica de esta orientación es proscribir las confrontaciones de tipo partidista, sectario o doctrinal en el seno del Orden social, lo que, de ninguna manera, excluye los debates filosóficos.

Acerca de las Religiones:

La libertad de conciencia en que se basa esta unión da cabida en la Fraternidad a cualquier creencia religiosa o posición espiritual que pueda abrazar cada uno de sus comunes y a toda posición filosófica positiva respecto de lo trascendente. Por el contrario, las posiciones desinteresadas por todo lo que trasciende al ámbito del Humanismo y las Tecnologías de la Información y la Comunicación no tienen cabida en el planteamiento común.

Acerca de las identificaciones políticas/corporativistas:

La común unión aquí estipulada no ejerce ningún tipo de acción política desde el punto de vista institucional y no manifiesta públicamente ningún posicionamiento ante las diversas coyunturas socio-políticas, pues ello sería contrario al respeto a la libertad de conciencia de sus miembros. La meta del perfeccionamiento se basa en el perfeccionamiento individual alentado por la sinergia colectiva y no deja espacio para para subjetividades ni favoritismos tanto en lo que a filosofía de trabajo como a ideologías partidistas e inclinaciones corporativistas.

Actividad Social:

La actividad social es un pilar fundamental de la idea de comunidad y se desarrolla típicamente de manera discreta. Sin desechar acciones puntuales de tipo asistencialista, aspira a una acción benefactora más eficiente y duradera, basada en los procesos de capacitación de los necesitados; “todos somos necesitados de conocimiento”, para que puedan ellos mismos mejorar su condición. En este sentido, se interesa especialmente por las intervenciones formativas. Siendo su principal actividad la difusión puntual y colaborativa de información relevante y especializada.