La “Internet de las cosas” (IoT por su denominación en inglés “Internet of Things”) se está convirtiendo cada vez más en un tema de conversación en todos los ámbitos. Es un concepto que no sólo tiene el potencial de afectar la forma en que vivimos, sino también la forma en que trabajamos. Pero, ¿qué es exactamente y qué impacto va a tener en la vida cotidiana de las personas? Por Leslie Ashton

Básicamente, significa que cualquier dispositivo pueda conectarse a Internet (y/o entre sí). Esto incluye desde teléfonos celulares, tablets y computadoras hasta cafeteras, lavarropas, heladeras lámparas, autos y casi cualquier otra cosa que podamos imaginar. Y, según un reciente informe de Gartner, para 2020 existirán más de 25 mil millones de dispositivos conectados.

Son variados los beneficios que este fenómeno podrá aportar a la vida diaria, desde poder olvidarse de apagar el horno cuando la comida esté lista o que la cafetera esté sincronizada con la  alarma que configuramos para levantarnos a la mañana, hasta la utilización de reconocimiento facial al usar un dispositivo o incluso ingresar al hogar.

El uso de esta tecnología traerá también aparejados diferentes riesgos de seguridad para el usuario final, debido a que muchos de estos dispositivos carecen de medidas de protección o las mismas son demasiado débiles. Además,  éstos pueden contener diversas vulnerabilidades informáticas que podrían ser explotadas por usuarios maliciosos, sumado al hecho de que el estar conectados a internet, implica que pueden llegar a ser detectados y atacados por terceros desde cualquier lugar.

Dentro de los incidentes de seguridad que podrían surgir, podemos destacar aquellos que pueden impactar directamente en la privacidad del usuario, por ejemplo con los dispositivos que tienen una cámara de video integrada, ¿qué ocurriría si el control del mismo cae en manos de un tercero? Otro escenario posible es el secuestro de un dispositivo y la exigencia del pago de un rescate para que podamos recuperar la funcionalidad de éste. Por último, debemos mencionar el impacto que podría tener en nuestra vida si es atacado algún mecanismo de control o monitoreo médico de uso personal.

Ante este contexto, diferentes empresas informáticas ya se encuentran trabajando en soluciones que permitan mejorar la seguridad del universo de la Internet de las Cosas. En paralelo, los investigadores informáticos detectan y reportan las diferentes vulnerabilidades encontradas en los dispositivos, sin embargo, sabemos que no existe la seguridad total por lo que es posible que a corto plaza los incidentes de seguridad  en la Internet de las cosas sean moneda corriente.

Por Leslie Ashton, ‎Security Sales Specialist en Druidics

WebmasterIoTInternet de las Cosas,Internet of Things,IoTLa 'Internet de las cosas' (IoT por su denominación en inglés “Internet of Things”) se está convirtiendo cada vez más en un tema de conversación en todos los ámbitos. Es un concepto que no sólo tiene el potencial de afectar la forma en que vivimos, sino también la forma...comunidad virtual para compartir y difundir: información, conocimiento y experiencias relacionadas con las Tecnologías de la Información y la Comunicación.