En el Hospital de Galway, en Irlanda, ya se utiliza un dispositivo para “predecir” eventos cardiacos en personas con riesgo de muerte súbita cardiaca. Esta tecnología fue desarrollada por un mexicano, y la Universidad de esta ciudad la patentó y busca venderla a empresas especializadas.

En 2013, los cardiólogos de dicho hospital usaron esta tecnología para diagnosticar y probar su precisión. El software está en etapa de prototipo y en proceso de comercializacion.

El investigador Antonio Aguilar, se fue a Irlanda para visitar a un familiar y aprender inglés, y decidió quedarse a terminar la carrera de ingeniería en electrónica y continuar con estudios de posgrado. Hace cuatro meses fundó su propia empresa de software médico para hospitales.

La historia de su empresa inicia con la investigación de su doctorado: Método para diagnosticar a pacientes en alto riesgo de muerte súbita cardiaca. “Decidí enfocarme a la muerte súbita cardiaca porque es una condición que mata a mucha gente y es muy difícil de predecir”.

Mediante una beca que obtuvo en un instituto de investigación de Galway, el ingeniero en electrónica comenzó a desarrollar el algoritmo, que mediante una prueba al paciente, consiste en hacerle un electrocardiograma y grabar 15 minutos del pulso cardiaco del paciente. El algoritmo procesa esta información, y analiza con un modelo estadístico sí el paciente está en riesgo de sufrir una arritmia, que es la señal de la muerte súbita cardiaca.

“Cuando hay menor variabilidad en el pulso cardiaco de un paciente, esto indica que hay un problema. Hemos estudiado el electrocardiograma de muchos pacientes que tienen diabetes y otras enfermedades cardiovasculares y la variabilidad en el pulso cardiaco es muy diferente en pacientes enfermos y sanos. Un paciente antes de sufrir una arritmia tiene ciertos patrones que se detectan y la variabilidad en el pulso cardiaco es menor. Con este algoritmo se puede “predecir” si el paciente va a tener una arritmia horas antes de que suceda”.
El investigador mexicano, quien forma parte de la Red de Talentos, Capítulo Irlanda, utilizó una base de datos de 400 pacientes para “probar” el algoritmo y diagnosticar pacientes en riesgo de arritmias.

“Desde los nueve años yo sabía que me iba a dedicar a las ciencias o computación. Estudié ingeniería porque siempre se me dieron los números, las matemáticas. Me gustó siempre la computación y sobre todo la electrónica y los robots”.

En Irlanda le tocó un “buen periodo en la economía del país”; estando en tercer año de carrera, entró a hacer prácticas profesionales en una compañía que desarrollaba software para Intel, Motorola y otras empresas internacionales.

“Les gustó cómo trabajé y me ofrecieron un puesto de ingeniero en software aun sin haber terminado mi carrera. La compañía me permitió seguir estudiando mi carrera de medio tiempo. De hecho la compañía tramitó mi visa de trabajo. En 2003 terminé mi carrera, la empresa cerró su sucursal en Galway, y un amigo sueco me comentó de una beca para hacer una maestría en Estocolmo, la solicité y me aceptaron en el Real Instituto de Tecnología (KTH) de Suecia”.

La maestría la realizó en dos años en microelectrónica, enfocado al desarrollo de microprocesadores. Regresó a Galway y se vinculó al área de salud implementando redes inalámbricas en el hospital de Galway, y realizó una aplicación para revisar los expedientes de los pacientes en forma electrónica.

Ahí trabajó como ingeniero desarrollando software médico, y le ofrecieron empleo como investigador en DERI, un instituto en el National University of Ireland, Galway (NUIG) donde laboró tres años y medio, con proyectos de informática médica y bioinformática.

“Cuando estaba en este instituto mi supervisor me comentó que había una beca para iniciar el doctorado. Me aceptaron con el proyecto para desarrollar el algoritmo y diagnosticar a pacientes con muerte súbita cardiaca”.

El doctor Aguilar platica que en Irlanda hay mucho apoyo para estudiantes y empresarios, y él es un ejemplo, pues desde estudiante a la fecha se le ha presentado oportunidad tras oportunidad.

Al fundar su propia empresa de software ‘Healthformics Ltd’, contó con el apoyo del gobierno irlandés. A futuro piensa implementar esta tecnología en México. “Mi plan es desarrollar la tecnología aquí, probar el software en varios hospitales, implementarlo en México y venderlo en el resto de Latinoamérica”.

Fuente: Agencia ID

WebmasterInvestigaciónSoftwarealgoritmo,predecir,softawareEn el Hospital de Galway, en Irlanda, ya se utiliza un dispositivo para “predecir” eventos cardiacos en personas con riesgo de muerte súbita cardiaca. Esta tecnología fue desarrollada por un mexicano, y la Universidad de esta ciudad la patentó y busca venderla a empresas especializadas. En 2013, los cardiólogos de...comunidad virtual para compartir y difundir: información, conocimiento y experiencias relacionadas con las Tecnologías de la Información y la Comunicación.