Ataques con ondas electromagnéticas ya han utilizados por criminales para crackear sistemas de seguridad y perturbar redes de computadoras de empresas. Ahora existe un arma muy discreta pero eficaz para sembrar la confusión, bloquear cámaras de seguridad, y realizar un asalto “limpio”.

 

foto de detector de pem (cc) TheEngineer
(cc) TheEngineer

Los delincuentes no dejan de ponerse al día con la tecnología. Ya conocemos el robo de tarjetas de crédito y cuentas bancarias por medio del hacking.

Se descubrió también, que es posible hackear equipos médicos y marcapasos para cometer asesinatos.

Ahora existe un arma muy discreta pero eficaz para sembrar la confusión, bloquear cámaras de seguridad, y realizar un asalto “limpio”.

En un ataque de esta naturaleza, los pulsos electromagnéticos cambian la tensión de los equipos, por lo que reguladores, interruptores y tableros de circuitos en dispositivos electrónicos pueden ser interferidos e incluso averiados. Los afectados no sabrían qué paso, ni de qué dirección viene el ataque.

Las empresas invierten mucho dinero en equipos de seguridad, pero ¿qué pasaría si éstos dejaran de funcionar? ¿Qué pasaría si las bóvedas de un banco se abren espontáneamente?

Ya se ha documentado el caso de un ataque de esta índole en Alemania, donde unos delincuentes lograron crackear el sistema de seguridad de unas limosinas en Berlín.

La característica de estos ataques es que no se pueden detectar a tiempo, es decir por ejemplo, los asaltantes podrían sembrar la confusión en una empresa averiando los ordenadores, luego abrir bóvedas y puertas sin explosivos, ingresar discretamente y robar dinero y objetos valiosos, e irse discretamente sin matar a nadie.

Pues bien, el poder detectar un ataque electromagnético a distancia, permitiría poder tomar medidas inmediatas para neutralizarlo, y también para saber de dónde viene.

Investigadores del Instituto Fraunhofer de Análisis de Tendencias Tecnológicas INT, han desarrollado un instrumento de medición para identificar esta amenaza.

Cuatro antenas especializadas constituyen el instrumento de demostración INT que “escanea” el ambiente de todo dispositivo que se quiere proteger.

Cada uno de ellos cubre un cuadrante de 90 grados, y puede detectar todos los tipos de fuentes electromagnéticas.

Para efectuar la detección, un módulo de alta frecuencia precondicionado para las señales a detectar, determina cuando se inició un pulso electromagnético y cuándo se detuvo.

Un ordenador ubicado a distancia, en una estación de monitorización, conectado a través de un conductor óptico, calcula los valores de la señal y los presenta en una pantalla.

Con esta información, se determina el tipo y la ubicación de la fuente del ataque invisible, así como su duración.

Los afectados por el ataque pueden luego, utilizar la información para preparar una respuesta protectora adecuada y rápida.

No cabe duda que la tecnología de los sistemas de seguridad está obligada a desarrollarse constantemente.

Link: TheEngineer

matiasmascaSeguridadPEMAtaques con ondas electromagnéticas ya han utilizados por criminales para crackear sistemas de seguridad y perturbar redes de computadoras de empresas. Ahora existe un arma muy discreta pero eficaz para sembrar la confusión, bloquear cámaras de seguridad, y realizar un asalto 'limpio'.   Los delincuentes no dejan de ponerse al día con...comunidad virtual para compartir y difundir: información, conocimiento y experiencias relacionadas con las Tecnologías de la Información y la Comunicación.