En Microsoft nos han dejado un nuevo post en su blog de desarrollo de Windows 8, donde durante los últimos meses nos han estado contando diferentes novedades sobre el próximo sistema operativo de las ventanas. Hoy el turno le llega a su navegador, Internet Explorer, del cual explica el proceso para medir de una forma fiable el rendimiento de su navegador. Los navegadores se han convertido durante los últimos años en unos de las herramientas más usadas por los usuarios, por ello es normal que la presión que los usuarios ejercen sobre estos demandando aplicaciones buenas, rápidas y fiables haya ido aumentando. En Microsoft han creado un laboratorio al que han bautizado como Internet Explorer Performance Lab, que como su propio nombre indica, sirve para probar el navegador y encontrar puntos de flaqueza.

Autor:  | Fuente: http://bitelia.com/2012/02/asi-pone-a-prueba-microsoft-a-internet-explorer

Imagen de Medisiones de Internet Explorer 8

En Microsoft quieren que Internet Explorer sea el navegador más rápido del mundo, un objetivo muy ambicioso y complicado, pero no imposible. Según cuenta este laboratorio se ha construido durante los últimos cinco años y consideran que es uno de los sistemas de medición de rendimiento en la web más sofisticados que hay. El IE Performance Lab recopila una gran cantidad de información diariamente, realizando 200 análisis de Internet Explorer cada día, lo que corresponde a un total de 5,7 millones de mediciones, cuyo tamaño se va hasta los 480GB.

Este sistema cuenta con una red privada que contiene más de 140 máquinas y una infraestructura muy compleja que es capaz de simular diferentes escenarios de conectividad entre los clientes. Dentro de esta red se pueden encontrar gran variedad de equipos, desde ordenadores de sobremesa, portátiles hasta otros dispositivos, así como en todas las plataformas: x86, x64 y ARM. Con todos ellos buscan realizar pruebas simulando lo que vería el cliente, con diferentes configuraciones, en total son más de 120 equipos los que se encargan de simular los clientes y en ellos se cálcula el rendimiento de Internet Explorer. Lo hacen con equipos que trabajan 24 horas al día, y son de diferente gama. De nada serviría hacer estas pruebas si los haces con los modelos más potentes, para simular pruebas reales además de los sistemas de última generación tienes que ver que sucederá en ordenadores más antiguos o con menos prestaciones.

Entre estos equipos podemos contar 20 ordenadores de gama alta equipados con procesadores Core i7 y 4GB de RAM, 15 de gama media con procesadores Core 2 Duo, equipos de gama baja con procesadores Atom e incluso cuatro tabletas con procesador ARM.

Todas las pruebas realizadas por estas máquinas son procesadas por otras 11 máquinas que actuan como servidores. Dichas sistemas cuentan con procesadores de 16 núcleos así como 16 Gb de memoria RAM cada uno de ellos. Se encargan de rastrear y analizar los diversos archivos de los equipos que hacen las pruebas y lo insertan a un servidor SQL, en los cuales se almacenan casi 6 millones de mediciones diariamente.

Como se puede ver en una lectura detallada del post que ha publicado Microsoft los sistemas son muy sofisticados y pueden ser muy concluyentes para obtener resultados de la carga de contenidos de su navegador, la ejecución de aplicaciones interactivas entre las que podemos contar sitios web sociales y otro tipo de puntos importantes del navegador, que son analizados al detalle y posteriormente se comparan con los datos del mundo real para hacer una validación de estas pruebas y efectuar cambios en Internet Explorer para mejorarlo

matiasmascaSoftwareIE,Internet Explorer,Internet Explorer Performance Lab,Pruebas,TestingEn Microsoft nos han dejado un nuevo post en su blog de desarrollo de Windows 8, donde durante los últimos meses nos han estado contando diferentes novedades sobre el próximo sistema operativo de las ventanas. Hoy el turno le llega a su navegador, Internet Explorer, del cual explica el...comunidad virtual para compartir y difundir: información, conocimiento y experiencias relacionadas con las Tecnologías de la Información y la Comunicación.