http://newscenter.berkeley.edu/wp-content/uploads/2014/07/eyeglassdisplay-macaroons670.jpg

Podría ayudar a cientos de millones de personas que actualmente necesitan gafas, a utilizar sus teléfonos inteligentes, tabletas y ordenadores sin ellas

Científicos de la Universidad de California en Berkeley han usado algoritmos computacionales que compensan la discapacidad visual para desarrollar pantallas de corrección de visión, que permiten ver textos e imágenes con claridad, aunque se tenga falta de vista. La tecnología podría acabar con la necesidad de llevar gafas para leer o mirar pantallas, y también ayudar a personas con trastornos graves de visión a usar teléfonos, ordenadores y tabletas.

Investigadores de la Universidad de California, en Berkeley, están desarrollando una tecnología de corrección de la visión en pantalla. En concreto, están elaborando algoritmos computacionales que compensarían la discapacidad visual de un individuo, y creando pantallas de corrección de visión, que permiten a los usuarios ver textos e imágenes con claridad, sin tener que usar gafas ni lentes de contacto.

La tecnología podría ayudar a cientos de millones de personas que actualmente necesitan gafas, a utilizar sus teléfonos inteligentes, tabletas y ordenadores, informa la Universidad de Berkeley en un comunicado.

Researchers placed a printed pinhole array mask on top of an iPod touch as part of their prototype display. Shown above are top-down and side-view images of the setup. (Photo courtesy of Fu-Chung Huang)

En especial, podría resultar muy útil para individuos con trastornos de orden superior de la vista, que no pueden resolverse con lentes o lentillas. Por ejemplo, a personas con irregularidades en la forma de la córnea, lo que hace que sea muy difícil que tengan lentes de contacto que se ajusten a sus características.

Usar la computación para corregir la visión

Los investigadores de la UC Berkeley trabajan con otros del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) en el desarrollo de un prototipo de pantalla de corrección de la visión.

Para ello han añadido a un dispositivo iPod una pantalla impresa con pequeños agujeritos, situada centre dos capas de plástico transparente, lo que que mejora la nitidez de imagen. Los minúsculos agujeros son 75 micrómetros cada uno y se encuentran a una distancia unos de otros de 390 micrómetros.

El algoritmo de corrección, por su parte, ha sido desarrollado en la Universidad de Berkeley, y funciona ajustando la intensidad de cada dirección de la luz que emana de un solo píxel de cada imagen, en función de la discapacidad visual específica de cada usuario.

Siguiendo un proceso llamado deconvolución, la luz pasa a través de la matriz de pequeños agujeros, de tal manera que el usuario perciba una imagen nítida.

“La importancia de este proyecto es que, en lugar de depender de la óptica para corregir su visión, usamos la computación”, explica el autor principal del desarrollo, Fu-Chung Huang. “Esta es una clase muy diferente de la corrección, y es no intrusiva”.

“Nuestra técnica distorsiona la imagen de tal manera que, cuando el usuario mira la pantalla, la imagen aparecerá afinada, para cada espectador en particular”, señala por su parte otro de sus autores, Brian Barsky.

RELATED INFORMATION

Fuente: http://www.tendencias21.net/Adios-a-las-gafas-Nueva-tecnologia-corrige-fallos-de-vision-directamente-en-pantalla_a35999.html

Photo by Houang Stephane/flickr; modified by Fu-Chung Huang/UC Berkeley

 

 

WebmasterInvestigaciónMóviles & Appsalgoritmos,anteojos,gafas,MIT,tabletas,teléfonos inteligentesPodría ayudar a cientos de millones de personas que actualmente necesitan gafas, a utilizar sus teléfonos inteligentes, tabletas y ordenadores sin ellas Científicos de la Universidad de California en Berkeley han usado algoritmos computacionales que compensan la discapacidad visual para desarrollar pantallas de corrección de visión, que permiten ver textos...comunidad virtual para compartir y difundir: información, conocimiento y experiencias relacionadas con las Tecnologías de la Información y la Comunicación.