http://tecno.americaeconomia.com/sites/default/files/imagecache/400xY/fictyoncity_silvio.jpg“Cuando desarrollamos Patagon, se veía como una locura que una persona hiciera transacciones por internet. Pasaron sólo 10 años y hoy es lo mas normal. Lo mismo ocurre actualmente con las artes y su vinculación con la red”, dice Silvio Pestrin (en la foto), quien explicó a AETecno el modelo de negocio de su nueva apuesta: FictionCity.

Fuente: http://tecno.americaeconomia.com/noticias/el-modelo-de-negocios-de-fictioncity-el-linkedin-regional-para-artistas

http://tecno.americaeconomia.com/sites/default/files/imagecache/400xY/fictyoncity_silvio.jpg

“Para que un modelo de negocios en internet sea exitoso, debe ser monopólico y responder a una necesidad global y única”, dice Silvio Pestrin, CEO y fundador de FictionCity, la red social argentina para artistas que con sólo un par de meses de funcionamiento, ya se posiciona como uno de los emprendimientos latinoamericanos en la red más interesantes de los últimos años.

Y es que Pestrin algo sabe sobre cómo hacer rentables y globales sus negocios. Hace un década, este joven emprendedor argentino formaba parte del equipo que impulsó Patagon.com, el primer banco mundial virtual que fue vendido al Santander en más de US$500 millones. De vuelta a las pistas, Pestrin busca generar nuevamente un negocio en la red que sea “monopólico y global”, dos características fundamentales que según su experiencia deben tener los emprendimientos web. “No hay dos Youtube, dos Twitter, dos Flicker, dos Facebook, ni dos LinkedIn”, dice el argentino.

El LinkedIn de artistas. FictionCity es el nombre de la empresa con la que Silvio Pestrin volvió al ruedo y que a primera vista, pareciera ser un LinkedIn orientado para artistas. “Esta plataforma le permite a los artistas ordenar sus currículum, como LinkedIn si se quiere”, dice Pestrin. “Acá pueden estar todos los artistas dentro de una base de datos”. Sin embargo, FictionCity es mucho más que eso, pues si bien como red social su operatividad se fundamenta precisamente en la unificación de artistas en una misma plataforma, como negocio busca explorar oportunidades de financiamiento mediante sus diversos formatos.

“El esquema que utilizamos es exactamente igual que el de Google Apps. En este sentido, lo primero es lograr una masa crítica muy grande navegando en FictionCity, FictionCity TV, FictionCity Radio, FictionCity Travel, etcétera, para luego distribuir publicidad segmentada a un valor muy alto”, dice Pestrin, explicando que la clave monetaria del negocio está en la parcelación de su audiencia. “No esperamos facturar en dos años. Lo primero es imponer la marca y establecerlo como un servicio gratis para artistas y empresas que buscan artistas para sus eventos o áreas de resposabilidad social”.

El esquema de publicadad que busca instalar FictionCity es multiplataforma, un negocio fuertemente explotado por Google y todos sus sitios satelites como Youtube, Google Earth, Google Market y otros más. En otras palabras, el dinero que genere la empresa no vendrá de sus usuarios ni de las empresas que busquen artistas, sino que de la distribución de publicidad a través de los sitios secundarios de la red social principal.

Para la investigación y desarrollo de la plataforma principal y las satélites, FictionCity invirtió alrededor de US$1 millón, dinero que fue recuperado incluso antes que fuera lanzados los sitios, tras la venta del 5% de la compañía en US$1,8 millones. “Esa inversión responde a los números reales que se generan en internet. Hace 10 años atrás, una apuesta en la red era simplemente una apuesta, pero hoy una empresa como Google genera US$25.000 millones en facturación y Facebook US$2.000 millones”, dice Pestrin, quien agrega que el valor de una marca monopólica, como es en este caso FictionCity, es altísimo aunque no facture todavía.

Y es que para este emprendedor argentino “internet tiene un paradoja: entraste el día 1 o no entraste más. Hoy es imposible entrar a Facebook, LinkedIn u otra empresa. Entonces, poner una ficha en FictionCity, no es una locura”.

Inversión no tradicional. Pero la gran inversión que se realizó en FictionCity y las que actualmente se negocian, no responden solamente al atractivo de la compañía. Según Pestrin, también es clave buscar capitales en otros sectores que están ávidos por nuevas oportunidades de negocios. “El 100% de las personas que desarrollan un modelo de negocios en internet, van a pedir el dinero a capitales ángeles. Nosotros nos dimos cuenta que hay muchos empresarios tradicionales que nunca recibieron una propuesta para entrar a un negocio de internet”, dice el emprendedor.

Con la misma premisa, FictionCity, con más de 250 mil usuarios y con una meta de 10 millones en 2 años, busca hoy nuevos inversionistas de sectores económicos tradicionales para vender otro 5% de la compañía, pero esta vez a US$6 millones. Y pareciera que el segmento de mercado en el que participa los ayudará en la tarea de conseguir nuevos finaciamientos, pues el arte y en general la industria del entretenimiento, va en auge.

“El segundo más caro en la televisión mundial es el Super Bowl, pero el que viene después es American Idol. Por lo tanto, la importancia que tiene todo lo relacionado con artes y espectáculos y la internet, es fundamental”, dice Pestrin. “Si tomas a una figura como Susan Boyle y su nacimiento en televisión generando millones de dólares y la trasladas eso a internet, bueno, ahí ves la magnitud del negocio y hacia donde está apuntando FictionCity”.

autor: Sergio Jara Roman

matiasmascaEmprendedoresInternetRedes SocialesArgentina,Artistas,FictionCity,Redes Sociales'Cuando desarrollamos Patagon, se veía como una locura que una persona hiciera transacciones por internet. Pasaron sólo 10 años y hoy es lo mas normal. Lo mismo ocurre actualmente con las artes y su vinculación con la red', dice Silvio Pestrin (en la foto), quien explicó a AETecno el...comunidad virtual para compartir y difundir: información, conocimiento y experiencias relacionadas con las Tecnologías de la Información y la Comunicación.